página anterior

EL COMIENZO DE LA VIDA


* Cuando Comienza la Vida de un Ser Humano *

     Desde que se produce la fecundación mediante la unión del espermatozoide con el óvulo, surge el nuevo ser humano distinto de todos los que han existido, existen y existirán. En ese momento se inicia un proceso vital esencialmente nuevo y diferente a los del espermatozoide y del óvulo, que tiene ya esperanza de vida en plenitud. Desde ese primer instante, la vida del nuevo ser merece respeto y protección, porque el desarrollo humano es un continuo realización de ese destino personal. Todo intento de destinguir entre el no nacido y el nacido en relación con su condición humana carece de fundamento.

¿Así que no es verdad que al principio existe una cierta realidad biológica, pero que sólo llegará a ser un ser humano más tarde?

     No. Desde que se forma el nuevo patrimonio genético con la fecundación, existe un ser humano al que sólo le hace falta desarrollarse y crecer para convertirse en adulto. A partir de la fecundación se produce un desarrollo continuo en el nuevo individuo de la especie humana, pero en este desarrollo nunca se da un cambio cualitativo que permita afirmar que primero no existía un ser humano y después, sí. Este cambio cualitativo únicamente ocurre en la fecundación, y a partir de entonces el nuevo ser, en interacción con la madre, sólo precisa de factores externos para llegar a adulto: oxígeno, alimentación y paso del tiempo. El resto está ya en él desde el principio.




Imágenes desde el comienzo de la vida hasta que...

(haga clic encima de las imágenes para verlas más grandes)

Haga clic para verla más grande Célula femenina (óvulo) y masculina (espermatozoide) vistas al microscopio electrónico. De la unión de ambas células (fecundación) nace el hijo.
Haga clic para verla más grande Niño a las 6 semanas de vida intrauterina. Nótese su gran corazón. El niño formó ya su propia sangre y a partir de los 17 días de su concepción, empieza a circular.
Haga clic para verla más grande Niño de 7 semanas envuelto en sus membranas y flotando en el líquido amniótico como en una cápsula espacial.
Haga clic para verla más grande Mano de un niño no-nacido a las 10 semanas de su concepción. Tiene ya formadas las rayas de la mano y sus huellas digitales. ¡Puede tener su carnet de identidad!
Haga clic para verla más grande Mano y antebrazo de un niño de 10 semanas abortado legalmente.
Haga clic para verla más grande Pies de un niño abortado legalmente a las diez semanas de su concepción.
Haga clic para verla más grande Foto de un niño obtenida en el interior del útero a las 18 semanas de haber sido concebido. Muestra cómo se chupa el dedo.
  página anterior    arriba